En el primer ciclo de nuestra escuela infantil, tenemos una metodología activa y propia con un enfoque Reggio Emilia.

La Escuela Reggio pone en práctica todas las enseñanzas que nos dejó la pediatra e investigadora húngara Emmi Pikler. La libertad con la que se mueven los niños en con el enfoque de Reggio tiene su consecuencia sobre otro aspecto fundamental: aprende a aprender. Aprende a estar ocupado con algo, a interesarse por algo, a intentar, a experimentar.

Permitir un desarrollo motor rico y libre, incide directamente en el desarrollo cognitivo

 

Por eso en esta etapa ..¡¡No sentamos a los niños a hacer fichas!!

El maestro es el encargado de crear un contexto educativo; es decir, un entorno adecuado para el aprendizaje. A partir de ahí, el niño manipula a su aire lo que le permite hacer descubrimientos. El ambiente se convierte en una herramienta más.