Cuando decimos que en nuestra escuela infantil y colegio, tenemos una Metodología Activa, en donde el alumno aprende a través de sus propias experiencias, nos referimos exactamente a esto.

Hoy los alumnos de 1 añito han disfrutado de una bañera de gelatina en la que han podido sumergirse y experimentar con todos sus sentidos.

El tacto, la vista, el gusto, el olfato (¡qué bien olía a fresas!🍓) y por supuesto el oído, ya que durante la actividad también escuchamos música y bailamos.

 

No aprendemos al memorizar, sino al experimentar, al involucrarnos y al practicar con nuestras manos.

 

De nada sirve enseñar flashcards a los alumnos sobre contenidos, si luego no pueden ponerlos en práctica, o su única práctica es colorear una ficha…

Según el neuropsicólogo J.R. Gamo el cerebro necesita emocionarse para aprender. ¡Nuestros alumnos disfrutan cada momento en la escuela!

El lenguaje, y la charla que un profesor/a puede dar a sus alumnos en clase, tanto de pequeñitos, como más mayores, no juega un papel importante en el aprendizaje. Justo al contrario, fomenta que los alumnos desconecten y se distraigan con mayor facilidad. 🧠¡¡Debemos practicar lo escuchado para aprenderlo realmente!! Cada experiencia deja alguna huella en el cerebro

Aprendemos a través de las experiencias.

Aquí un pequeño vídeo de la actividad de hoy

Piscina de Gelatina