Cuando decidimos introducir la alimentación 100% saludable en el colegio y por tanto libre de ultraprocesados en nuestros menús, al poco tiempo vimos la necesidad de contar en nuestro equipo con un experto en cocina sana. Al poco tiempo encontramos a la persona adecuada para reeducar de forma paulatina los paladares de la comunidad educativa: niños y profesores.
Javi celebra su segundo aniversario al frente de nuestros fogones y hoy nos ha concedido una pequeña entrevista.

¿Cómo has vivido estos años en el cole?

Ha sido un reto tanto profesional como personal. Entré pensando que sería mucho más sencillo introducir la comida saludable pero los paladares de los peques  y profesores no estaban acostumbrados a comer sin azúcares, fritos, o sabores como verduras y comida no tan palatable. Otro de los retos ha sido la resistencia también por parte de algunas familias que no entendían la importancia que tiene una correcta alimentación desde edades tempranas. Otro día hablamos de este tema en formato vídeo si quieres, añade.
 Hoy en día todos entendemos la importancia y repercusión que tiene comer saludable en todos los ámbitos de nuestra vida, por ello los comedores escolares poco a poco están empezando a transformarse y yo me alegro de estar en un colegio que es punta de flecha de la innovación educativa, un colegio donde la alimentación, forma parte del proyecto educativo.   
 

¿De que te sientes más orgulloso?

Me encanta saber que aunque sea duro, estoy dejando una huella en el mundo. Aunque ahora siendo pequeños puede que algunos alumnos no lo valoren, en su futuro les va a repercutir en salud y en estar más habituados a una amplitud mayor de sabores diferentes.
Además de estar inculcando valores sobre el cuidado del medio ambiente con actos como ser un colegio con lunessincarne para ayudar a reducir la contaminación y comer comida de temporada, ecológica y local.

¿Cuál es tu reto para los próximos años en el colegio?

Mi reto es conseguir que todos y cada uno de los alumnos que se quedan a comedor salgan siempre contentos. Me paso todos los días por comedor para preguntar personalmente a los niños qué más y qué menos les gusta del menú de ese día, me gusta tener un feedback real de ellos y así poder mejorar cada día.  (Ahora por el covid no es posible, espero poder a hacerlo pronto).
Por otro lado es cierto que los alumnos que empezaron con la alimentación libre de ultraprocesados desde muy pequeños están más hechos a la comida real. Los alumnos que de momento más se nos resisten son los mayores, pues ahí debemos reeducar sus paladares, no es un trabajo desde cero pues cambiar hábitos es una tarea difícil, pero no imposible. 

¿Qué te gustaría conseguir en otros 2 años?

Que todas las familias se hayan quitado los miedos y resistencias a los alimentos que se considera socialmente que no son “tan para niños”. La industria alimentaria nos ha venido y nos ha hecho creer que existen menús para niños” y “menús para adultos” para vender más y mejor. Esto no es así. Hay comida especial para bebés para ir introduciendo los alimentos, pero a partir de los 2 años los niños deben comer lo mismo que comen los adultos teniendo cuidado con los tamaños, la presentación, e intolerancias en caso de haberlas.
No debemos tener miedo a darles cardo o brócoli por ejemplo, pues si nos ven comerlo, lo comerán. Los niños imitan y se adaptan a su entorno, ¿Qué ejemplo les queremos dar?. Si se habitúan desde pequeños a comer saludable, luego no habrá que reeducar sus paladares, y será algo normal para ellos. ¡Una suerte adquirir estos hábitos desde muy pequeños!

¡¡Encantados de tenerte en nuestro #EquipoKhalil!! Por muchos años más.

Colegio con comida real