En nuestro colegio, consideramos muy importante trabajar las softkils y no solamente los contenidos académicos o hardskills concretos de cada curso. Nos interesa que los alumnos al salir del centro, sean personas resolutivas, con las herramientas necesarias para el S.XXI y sobre todo, personas capaces de ser felices. ¿A qué hemos venido a este mundo si no?

Para ello, es realmente importante trabajar con ellos las emociones desde temprana edad. Por ello, tenemos nuestro programa YogiKids, donde durante toda la etapa de Educación Infantil tienen yoga dentro del horario escolar, para a través de esta disciplina, trabajar la gestión emocional.

El verdadero éxito en la vida no está ligado exclusivamente a un alto coeficiente intelectual, sino a otra serie de habilidades que tienen más que ver con la inteligencia emocional. La gestión adecuada de nuestras emociones desde niños nos ayudará a tomar mejores decisiones, gestionar nuestros conflictos, ser más creativos e innovadores, ponernos en el lugar del otro, mantener relaciones más enriquecedoras y, en definitiva, ser más felices.

Aprovechando Halloween, las profes de 1º y 2º de Educación Primaria, han decidido trabajar la emoción del miedo con los alumnos. El tema del miedo parece algo complicado para tratar con los más pequeños, pero no lo es si se propone de la manera adecuada.

Lo que realmente buscamos, es que en el día de Halloween no sea tanto decoración en clase o una fiesta de disfraces, sino que con motivo de esta celebración aprovechemos para hablar y trabajar el miedo con los más pequeños para que empiecen a familiarizarse con esta emoción. Ya que, parece que les está prohibido sentirlo y aprenden a ocultarlo, esto en el futuro les puede llevar a conflictos.

¿Cómo hemos trabajado la emoción del miedo?

Para ello, hemos creado una caja comemiedos. Los alumnos han escrito y/o dibujado lo que les da miedo y el monstruo se lo ha tragado.

Lo primero es  muy importante reconocer y validar la emoción, saber a qué ha venido y por qué aparece. La emoción del miedo nos avisa de la existencia de un peligro o amenaza, y por lo tanto tengo que dar una respuesta adecuada. Nuestro objetivo principal es que los niños/as conozcan qué es el miedo, acepten que el miedo va aparecer para ayudarnos y que es una emoción igual de buena y válida que todas las demás. Debemos aprender a gestionarla y canalizarla para que juegue en nuestro favor y no nos paralice.

Para no crear una atmósfera de miedo en el aula, también hemos escrito qué es lo que más felicidad nos provoca y lo hemos metido en otra caja. ¡¡Nos lo hemos pasado fenomenal!!

Poco a poco, aprendemos a identificar nuestras emociones, a ponerles nombre y a validarlas.