Recordando las clases de nuestro profe José Antonio y sus experimentos en el Laboratorio nos encontramos con este vídeo en el que nos explicó la energía contenida en los alimentos.
En esta ocasión con una galleta María y clorato potásico para poder visualizar la cantidad de energía que desprende un alimento.
Con la otra galleta, no tenemos vídeo, pero al hacer el mismo experimento, no ardía tanto porque no llevaba azúcar.

 

Explicación del experimento:

Una combustión es una reacción química basada en la acción exotérmica (reacción que desprende calor) de una sustancia llamada combustible (es una sustancia de origen orgánico y es la que se quema), que tiene la capacidad de arder en presencia de un comburente ( sustancia que favorece la combustión).

El resultado de esta combustión es, la llama, el fuego; ésto genera una gran cantidad de energía en forma de calor y luz.

La combustión puede generarse directamente con el oxígeno o con una mezcla de sustancias que contengan oxígeno, como es en este caso el clorato de potasio y cuando se calienta produce oxígeno.

Esta es la reacción, ajustada, que se produce:

2 KClO3 (s) → 2 KCl (s) + 3 O2 (g)

El clorato potásico es un fuerte oxidante de sustancias orgánicas, y especialmente de hidratos de carbono. Ataca con mucha facilidad al azúcar de las galletas (C12H22O11).

El oxígeno liberado reacciona con el azúcar produciéndose la siguiente reacción:

C12H22O11(s) + 12O2(g) → 12CO2(g) + 11H2O(v) + Energía

 

Os echamos mucho de menos