Hoy nos ha inspirado muchísimo el último post de el gabinete de psicología en Madrid de SomosMandarina. En nuestro colegio, nos parece estpecialmente importante la inteligencia emocional desde la escuela infantil para conseguir aprender ser felices en esta vida, que es a lo que hemos venido.

En nuestra escuela infantil consideramos la inteligencia emocional y el desarrollo del autoestima, pilares fundamentales de nuestro proyecto educativo. El aprendizaje de la gestión de las emociones es una habilidad básica para enfrentarse a las demandas del Siglo XXI.

El post de SomosMandarina, decía así:

Fomenta el Apego Seguro para Conseguir un Buen Autoestima con tu Hij@Ser un niño en aislamiento no es fácil. Nosotros , los adultos, hemos aprendido a lo largo de la vida a frustrarnos 😤, aburrirnos 😕, preocuparnos 😟, asustarnos 😰… pero hay muchos niños que están conociendo en estos momentos estos  estados emocionales, enfrentándose a ellos, viviendo sus primeras veces. ¿Recordáis la primera vez que os rompieron el corazón 💔 ? Las primeras veces son complicadas. Y no tratemos conseguir lo contrario.

Como niños, al sentir todo esto y que algo raro está pasando es normal que recurran a su figura de seguridad. Vosotros. ➡️ Sus padres ⬅️.

Y en mitad de todo esto, hay padres exigiendo que no pierdan el ritmo, que sigan manteniendo rutinas a raja tabla..como muchos papis nos dicen por privado 🗣 “Es que no quiero que lo note”.

Y el momento en el que “cumplen” con lo que esperamos de ellos, les decimos que les queremos mucho , que son buenos y que así es como deben ser. Y no nos damos cuenta, pero les demostramos que les queremos cuando hacen y no cuando son. Nuestro cariño va asociado a que encajen con lo que queremos que sean.

Y ojalá a todos nos hubiesen podido transmitir que nos querían , pese a fallar, pese a no encajar, pese a hacerlo mal, pese a molestar… Ojalá porque nos habríamos alejado de esa exigencia que nos abraza fuerte cuando somos adultos y que dificulta que tengamos una autoestima sana.

Sabemos que no hay una intención cruel detrás de estos comportamientos de los padres y madres. Lo sabemos. Porque solo tratamos de conseguir que lleven esta situación lo mejor posible, que no les afecte, pero también sabemos que este mensaje os puede hacer reflexionar sobre la posición que estáis tomando en relación a ellos en este confinamiento. ¿Qué creéis que recordarán vuestros hijos de esta situación? ¿Qué mensaje le estáis regalando?


El tipo de apego que tenga vuestro hijo/a con vosotros, será el que repetirá con su entorno cuando sea adulto.

Cómo llevamos a cabo el desarrollo de la inteligencia emocional en la escuela infantil?

  • Creamos continuas oportunidades para hablar sobre nuestros sentimientos y los de los compañeros
  • Aprendemos a escuchar de forma activa cómo se sienten los otros compañeros y aprendemos a tener empatía. Nos ponemos en el lugar del resto de amigos.
  • VALIDAMOS SUS EMOCIONES
  • Transmitimos que no hay emociones buenas o malas, todas son buenas porque nos quieren decir algo. Desde la felicidad hasta la tristeza. Debemos escuchar qué nos quieren decir.
  • Ponemos nombre a lo que sentimos y pensamos por qué
  • Fomentamos diferentes propuestas para encarar lo que sentimos. ¿Qué hacemos cuando aparece la rabia? ¿y si viene la tristeza?
  • A través de nuestras clases semanales de yoga en el colegio  fomentamos el aprendizaje de la relajación y respiración como herramienta para el manejo de las emociones. Aprendemos a autoregular nuestro comportamiento

Inteligencia emocional en la escuela infantil

¿Cómo puedo ayudar desde casa al desarrollo de la inteligencia emocional?

  1. Reconocer las emociones : ¿Cómo te sientes? ¿cómo me siento?. Pregunta a tu hijo/a siempre que veas comportamientos o conductas no adecuadas.
  2. Comprender las emociones: ¿Qué es lo que me ha hecho sentir así?
  3. Etiquetarlas / ponerles nombre: ¿Qué palabra describe mi emoción?
  4. Expresar nuestras emociones: existen muchas formas de expresar cómo nos sentimos. Debemos tener en cuenta con quién o dónde estamos. Explicar a los niños/as cómo nos sentimos y por qué, permite que tengan un gran modelo de referencia.
  5. Regularlas: debemos dar alternativas de comportamientos a los pequeños. Es importante tener estrategias a corto y a largo plazo. Ejemplos: hacer 5 respiraciones profundas, darnos una pequeña vuelta, hablar con un amigo sobre lo ocurrido….todo esto permitirá que las conductas de los niños, provocadas por determinadas emociones, comiencen a ser conscientes y puedan tomar mejores decisiones, que les ayuden a comprenderse a sí mismos, comprender al resto y tener mejores habilidades sociales.