Unos 3.300 estudiantes de Educación Secundaria y Bachillerato de 23 institutos de Fuenlabrada, participaron ayer en la II Marcha contra el Acoso Escolar, organizada por el Ayuntamiento fuelabreño para unir deporte con el rechazo al bullying.

La marcha comenzó a las 10,30 horas en el Paseo Setúbla para continuar por las calles Grecia y Hungría para acabar en la Plaza de la Constitución. Allí se ha hecho entrega simbólica de uno de los 78 bancos ‘de la amistad’ que el Consistorio instalará en los patios de los institutos y colegios para que los estudiantes que se encuentren solos en el recreo puedan sentarse allí y encontrar siempre a alguien con quien hablar, según ha explicado el alcalde, Javier Ayala.

Al terminar la marcha se celebró una master-class de animación y un sorteo de material deportivo, además de hacer entrega de unas placas a los abanderados de cada instituto. Tras la primera edición de la Marcha, el pasado año, el Ayuntamiento instaló en los centros buzones especiales para que los menores denunciasen casos que presenciasen o sufriesen.