Los alumnos de la clase de 4 años, han estado creando pinturas a través del soplado de pajitas. Una actividad muy divertida que les enseña que mezclando algunos colores sorprendentemente aparecen otros nuevos.

El aprendizaje surge a través del juego

¿Qué hemos aprendido?

La actividad de soplar los colores con pajitas, tiene como objetivo estimular el soplo, mejorar la respiración para el habla y fortalecer la musculatura que participa en el habla y en la articulación de los fonemas.  Los ejercicios de soplo los realizamos para ayudar a controlar la respiración y ser conscientes del acto de respirar.

Además, es una buena técnica para descubrir las mezclas de colores y comprobar que de manera espontánea, surgen nuevos colores.

¡Nos lo hemos pasado fenomenal!

Aquí algunas fotografías:

Si te ha gustado esta actividad, quizás te interese ver:

Fiesta del Otoño

Lluvia en la clase de 1 año

Circuito de Motricidad Fina