Vivimos en una sociedad que va muy rápido y en general y sin quererlo, se lleva a los niños a un ritmo trepidante que no les permite parar. Los acostumbramos a pasar de una actividad a otra sin pausas y con prisas.

Por eso, todos nuestros alumnos de Educación Infantil, tienen una sesión semanal de yoga en el colegio impartida por una profesora experta en yoga infantil. El yoga, ofrece múltiples beneficios físicos, psíquicos y emocionales. Es una excelente herramienta para trabajar la calma y sosiego para los alumnos, así como su autoestima.

Este tipo de actividades relajantes en el aula, permite a los niños alcanzar un estado de bienestar, tranquilidad y de concentración armoniosa para emprender su próxima actividad. En esta ocasión, fuera de la sesión semanal de yoga, los alumnos de 1 año han trabajado con sus educadoras la relajación desde otra perspectiva.

El Juego de la Pluma

Con música suave, temperatura agradable, y los alumnos tumbados, comenzamos con la actividad del juego de la pluma.

Consiste cerrar los ojos y que un amigo nos deslice una plumita por la cara y los brazos. Al transcurrir de 3 a 5 minutos es tiempo de cambiar de turno. Muchos niños se han quedado casi dormidos, les ha gustado mucho la actividad y ha habido silencio total en la clase. Los alumn@s han llegado a relajarse por completo y luego han querido hacer la actividad a sus profes.

No obligamos a ningún niño a realizar ejercicios de relajación. Si no desea participar, le permitimos que no lo haga. Eso sí, le pedimos que no moleste a sus compañeros. Hay que motivarlos, pero no podemos presionarlos, ya que la relajación es una actividad voluntaria.

Ha sido la primera vez que los alumnos de 1 año realizan la actividad de relajación en el aula. Ha sido una experiencia estupenda y la repetiremos muy pronto.

Os dejamos algunas fotitos: