Los alumnos de 2 años han trabajado la motricidad fina con un tablero con agujeritos y unos pinchitos de diferentes colores y tamaños , para que vayan pinchando sobre la tabla y así desarrollen su pinza y atención.

Mediante ejercicios de concentración y atención, esta tabla permite el desarrollo de la coordinación óculo-manual, la creatividad, la orientación espacial y la discriminación de colores.

¡Qué bien lo hemos pasado!