Colegio Sin Plásticos

#SinContaminaciónPorPlásticos, ha sido el lema del Día Mundial del Medio Ambiente 2018 celebrado el pasado 22 de abril. Desde nuestro colegio, queremos aportar nuestro granito de arena diciendo NO a la utilización de plásticos. Los iremos reduciendo en nuestro consumo diario poco a poco, concienciando y educando así a nuestros alumnos en un consumo responsable y ayudando al medio ambiente. Seremos el 1º y de momento único colegio sin plásticos en España.

“La educación es el arma más poderosa que podemos usar para cambiar el mundo” – Nelson Mandela.

En la última década, producimos más plástico que en todo el siglo pasado y representa el 10 por ciento de todos los residuos que generamos. En todo el mundo, se compran 1.000.000 de botellas de plástico cada minuto. Cada año, se utilizan 500 mil millones de bolsas de plástico. La mitad del plástico que consumimos se utiliza una sola vez.

Casi un tercio de los embalajes de plástico que utilizamos no entra a los sistemas de recolección, lo que significa que termina obstruyendo las calles de nuestras ciudades y contaminando el medio ambiente.

Cada año, se vierten hasta 13 millones de toneladas de plástico en nuestros océanos, donde asfixian los arrecifes de coral y amenazan a la fauna marina vulnerable. El plástico que termina en los océanos puede rodear la Tierra cuatro veces en un solo año y puede permanecer en ese estado hasta 1.000 años antes de desintegrarse por completo.

El plástico también entra a nuestro suministro de agua y por tanto a nuestros cuerpos. ¿Qué daño puede causar? Los científicos todavía no están seguros, pero los plásticos contienen varios químicos, muchos de los cuales son tóxicos o causan desórdenes hormonales. Fuente: Fundación Aquae

¿Qué vamos a utilizar en su lugar?

Utilizaremos plástico biodegradable. Está fabricado con materias primas orgánicas que proceden de fuentes renovables, como el plátano, la yuca, la celulosa, las legumbres que contienen grandes cantidades de ácido láctico, los polisacáridos, polilactonas, polilactidos, el aceite de soja, la fécula de patata que al final de su vida útil, al ser eliminado como residuo orgánico, este se descompone en un corto período de tiempo, en presencia de microorganismos; sirviendo de abono orgánico para las plantas.

Debemos educar a los consumidores del futuro a través del ejemplo. Podréis ver este nuevo material, en los vasos, platos, cucharas y tenedores que utilizaremos en la Fiesta de Fin de Curso 2018. 

Os dejamos una pequeña guía del proceso de fabricación de estos materiales, que parecen plásticos, pero que no lo son: Proceso de Fabricación de Plásticos Biodegradables  y fotos de los materiales que podréis ver a partir de ahora en nuestro colegio.