El pasado viernes, los alumnos de la clase de Los Pitufos (1 año), fueron auténticos granjeros por un día.

En nuestra escuela Infantil en Fuenlabrada, trabajamos a través de una metodología activa que permite a los alumnos ser los auténticos protagonistas del proceso enseñanza-aprendizaje. Estimulamos sus sentidos a través de la provocación, del juego y la diversión.

Trabajamos a través del arte y el espacio creando situaciones lúdico artísticas donde el alumno transforma los elementos y su orden de forma libre.

El alumno aprende a través de la experimentación

En esta instalación hemos repasado conceptos como los animales, su entorno, su tipo de alimentación, su modo de vida, alimentos que nos proporcionan, conceptos de mucho y poco, grande y pequeño, arriba y abajo, limpio y sucio.

A través de un aprendizaje manipulativo, los alumnos comprenden mejor el mundo que les rodea.

¡Ser granjeros por un día les gustó mucho! Seguro que algo os contaron en casa…=)