Los alumnos de la clase de 2 años, se lavan los dientes todos los días después de comer, y poco a poco perfeccionan su técnica de cepillado y adquieren hábitos de vida saludables.

Las educadoras han querido trabajar activamente en los movimientos de cepillado de dientes para que los alumnos cojan mayor soltura y se laven la boca en más profundidad. ¡Qué dientes más sanos tendremos!