Los alumnos de las clases de 1 y 2 años, han estado experimentando con barro y las sensaciones de sucio, limpio, mojado y seco así como trabajando la motricidad óculo- manual para cuando necesiten empezar con la escritura.

En nuestra escuela infantil en Fuenlabrada, intentamos que las actividades sean manipulativas y que creen experiencias nuevas en nuestros alumnos. ¿Quieres conocer más actividades así? Pincha aquí.

Una vez finalizada la actividad, han tenido que lavarse las manitas y limpiar el aula. Los alumnos se han implicado mucho y lo han dejado todo…¡ como los chorros del oro!