En nuestra escuela infantil en Fuenlabrada, damos especial importancia a la manipulación en esta etapa.

Los trasvases son un tipo de ejercicio manupulativo que potencia la coordinación óculo-manual, presente en gran parte de la actividad de la vida cotidiana. Consiste en traspasar líquidos, verterlos, pasarlos de un recipiente a otro, para así desarrollar  la coordinación muscular, lo cual será de gran utilidad a la hora de servir alimentos, comer, o cualquier otra actividad diaria.

Aprovechamos la capacidad y plasticidad del cerebro para conseguir un desarrollo óptimo en las distintas áreas, por eso, estimular a nuestros niños desde edades tempranas, es esencial para su desarrollo.

 

En esta ocasión, hemos trabajado además con la sensación de frío y calor, y con la sensación de seco y mojado, pues teníamos ambas temperaturas en el agua. Algunos recipientes tenían agua fría y otros agua calentita.

Podéis ver más actividades como esta y entender la importancia de los trasvases en nuestra escuela Infantil aquí.