En nuestra escuela infantil en Fuenlabrada, utilizamos una metodología activa y experiencial, para que el alumno consiga un verdadero aprendizaje significativo.

A través de la experiencia, formamos la mayor parte de nuestros conocimientos. Por eso, en nuestra escuela infantil, realizamos todo tipo de actividades en las que los alumnos pueden manipular y experimentar sensaciones. La profesora es una mera guía del aprendizaje y crea situaciones en las que el alumno es quien experimenta el conocimiento y aprende a través de su experiencia.

En nuestra escuela infantil, nuestro lema es “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. En este caso, estábamos aprendiendo sobre el otoño, y dado que no llovía, la profesora trajo la lluvia al colegio y experimentamos lo que es, lo que se siente, las prendas que debemos ponernos cuando llueve…etc. Son muchas las veces que las profesoras de nuestra escuela infantil, se toman al pie de la letra el dicho de “si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”. Al ser una escuela infantil ubicada en Fuenlabrada, no disponemos de playa, y en otra ocasión, la profesora trajo la playa al colegio, para que los alumnos de 1 y 2 añitos pudiesen experimentar y sentir lo que es, pudieron jugar con la arena, con palas, encontrar conchas enterradas en la arena, hacer castillos, jugar con el agua… nuestra metodología manipulativa y experiencial, nos demuestra cómo nada es imposible, cómo aún siendo una escuela infantil ubicada en un lugar sin playa o donde no llueve mucho, todo podemos recrearlo para que nuestros alumnos aprendan en todo momento a través de sus experiencias y sensaciones.

Aquí os dejamos unas preciosas fotos del día de la lluvia. Esperamos que os gusten.