Nuestro equipo de profesores, está en continua y constante formación. Además de los cursos de innovación educativa que reciben muchos de nuestros docentes, una vez al mes, nuestra propia psicóloga, imparte cursos de formación.

Este mes de septiembre, iniciamos el curso escolar aprendiendo nuevas técnicas para tratar a los alumnos con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad).

¿Qué es el TDAH?TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurológico. Está caracterizado por la distracción, periodos leves de atención, inquietud motora y conductas impulsivas.

El TDAH persiste hasta la edad adulta en un elevado porcentaje de casos y suele ocasionar un impacto muy negativo sobre múltiples áreas de funcionamiento.

Los alumnos diagnosticados con TDAH presentan impulsividad, deficiencias en la atención y exceso de actividad. El elevado número de alumnos que presentan este trastorno y su enorme repercusión en la vida escolar, nos conduce a tener en cuenta una serie de pautas y estrategias que pueden beneficiar tanto al alumno con TDAH como al resto del grupo.

Os dejamos un pequeño vídeo para entender mejor qué es exactamente el TDAH

¿Cómo tratamos el TDHA en nuestro colegio en Fuenlabrada?

Nuestra psicóloga Patricia, nos ha facilitado algunas pautas, que ya hemos empezado a poner en práctica y son muy efectivas:

¿Cómo podemos intervenir en el aula?

  1. Sentar al alumno con TDAH cerca del profesor, vigilancia continua, lejos de distracciones. Elegir un compañero tutor que le ayude y no le distraiga. Cambiar al alumno tutor cada una o dos semanas.en  nuestra clase
  2. El ambiente Debe ser estructurado, motivador, predecible y rutinario, lo que le proporciona seguridad en el aula y le facilita la tarea. Además, un ambiente relajado contribuye a la tranquilidad del niño. El alumno tiene que saber qué tiene que hacer exactamente en cada momento. Organizar el material, usando siempre el mismo lugar de estudio, sin elementos distractores
  3. Tareas y trabajos: Es conveniente reducir y fragmentar las actividades. El formato de las tareas debe ser simple y claro. Se debe supervisar y asegurarse de que el niño entiende lo que tiene que hacer. Es importante establecer contacto ocular y dar las instrucciones una a una, advirtiendo al alumno de los cambios de actividad. La información importante se debe resaltar (ej. cambiando el tono de voz, usando colores, aumentando el tamaño de escritura, etc.). Se incluirán actividades motivadoras, y se reforzará inmediatamente el progreso del alumno. Se recomienda negociar con el alumno los períodos de atención, segmentado las tareas más largas o difíciles.
  4. Estrategias expositivas: Debido a la alteración en la memoria de trabajo del alumno con TDAH, se aconseja: utilizar frases cortas, claras y sencillas; focalizar la atención en tareas clave, presentando la idea principal explícitamente al principio de la explicación; utilizar estrategias de categorización y formación de imágenes mentales de los conceptos; usar recordatorios de tareas pendientes, preferiblemente dejando por escrito las mismas en un lugar visible.
  5. Exámenes y pruebas: Se deben alternar las formas de presentación de las cuestiones, de forma oral, escrita, dando alternativas de solución o usando nuevas tecnologías. El texto de los exámenes escritos será con letra de tamaño superior. Se leerán las preguntas en voz alta y se le permitirá un máximo de 35% más de tiempo. Las preguntas deben ser breves y cerradas. Se ofrecerán hojas en blanco en caso necesario.
  6. Uso de la agenda: Es importante la supervisión de profesor y padres para el aprendizaje de su uso. Se debe anotar con suficiente antelación fechas de actividades y exámenes para planificar tiempos de estudio. Puede ser un elemento idóneo para reforzar el buen comportamiento del niño, evitando su uso como intercambio de críticas.
  7. Estrategias para mejorar y controlar la conducta: Utilizar el refuerzo positivo de comportamientos adecuados o aproximaciones a los mismos. ¿Cómo se siente el niño con TDAH? este vídeo puede que os ayude a entenderles mejor
  8. Evitar las recriminaciones verbales, estableciendo consignas no verbales para advertirle del incumplimiento de las normasNo olvidar que el alumno tiene un trastorno y que hay que reforzar positivamente sus conductas adecuadas en vez de estar únicamente hablando de las negativas. No olvidar que el autoestima de las personas con TDAH se ve muy dañada en ocasiones por los comentarios o comportamientos de sus compañeros.
  9. Ignorar comportamientos como levantarse o removerse en la silla y/o permitir momentos de desahogo (recados, aseo, etc.). Utilizar tablas de puntos o incentivos. Establecer rutinas y organización del tiempo elaborando horarios, tiempo de estudio, organización de tareas por nivel de dificultad, usando relojes o cronómetros. Optimizar el estudio dividiendo tareas, realizando esquemas o desglosando información.
  10. Mejora de motivación y autoestima: Fomentar una relación positiva entre el alumno y el profesor, basada en la comprensión del problema. Procurar que experimente experiencias de éxito, reforzando los avances conseguidos. Ayudarle a aceptar dificultades, ofrecer confianza y proyectar expectativas positivas. Hacer correcciones aportando propuestas de mejora.

Consideraciones generales

 

Esta charla nos ha servido para aprender nuevas estrategias para no perder la atención de estos alumnos. Nuestro gabinete psicológico está siempre a disposición de los profesores así como de los padres del colegio y alumnos para cualquier tipo de duda.


 

Para más información sobre nuestro gabinete psicológico: 91 608 42 89