En nuestra escuela infantil en Fuenlabrada, utilizamos el aprendizaje experiencial como metodología básica para el desarrollo de nuestros alumnos, por ello, llevamos a cabo múltiples actividades de estimulación sensorial.

El desarrollo cerebral de las personas, depende en gran medida de la cantidad y calidad de los estímulos que recibe del ambiente que lo rodea y de la dedicación de las personas que lo educan.

Nuestra metodología está basada en el juego y la experimentación, para conseguir en el alumno un aprendizaje significativo a través de su propia experiencia. La experimentación es un elemento básico en el aprendizaje, a través de ella, conocemos el mundo que nos rodea, descubrimos nuevas sensaciones, y experimentamos nuevas experiencias. A través de la manipulación, se produce el verdadero aprendizaje.

ACTIVIDADES DE ESTIMULACIÓN SENSORIAL 

Este mes de septiembre, hemos hecho muchas actividades de experimentación. Aquí os enseñamos algunas de ellas.

En esta ocasión, Laura, la profesora de la clase de Elefantes (2 años), para que los niños tuvieran absoluta y completa libertad de manipulación, hizo una masa comestible, de misma textura y propiedades que la plastelina. La masa está compuesta por agua, harina, sal y colorante alimenticio. Cada equipo, tiene la masa de un color, de esta forma, trabajamos los colores de manera transversal.

¿Qué trabajamos en esta clase en nuestra escuela infantil en Fuenlabrada?

El objetivo de la actividad es experimentar, conocer nuevas sensaciones, por supuesto hacer actividades de la vida cotidiana en la lengua inglesa o repasar los colores en inglés. Una actividad de estimulación sensorial perfecta para trabajar la motricidad fina que tanto nos hará falta para aprender a coger el lápiz.

 

En otra ocasión, jugamos con tiras de papel. Nos sumergimos en ellas, sentimos su tacto, las rompemos, las hacemos bola, las cogemos una a una, las tiramos al aire, las contamos, las recogemos..

Otro día, con la clase de los pitufos (1año) las profes Marta y Laura acercaron las texturas a los más pequeños.

A través de estas actividades de estimulación sensorial, los alumnos han podido descubrir texturas y colores, imaginar, tocar y oler, resbalar, expresarse, apilar, tropezar, asociar, rasgar, aprender términos matemáticos, divertirse…poco a poco descubren el mundo que les rodea.

Si quieres ver más ejemplos de nuestras clases en nuestra escuela infantil en Fuenlabrada, o conocer más sobre nuestra metodología basada en la experimentación, pincha aquí.