Existe un debate muy amplio sobre los beneficios de hacer o no, periodo de adaptación en educación infantil, en las primeras semanas de colegio. Muchas escuelas infantiles en Fuenlabrada, optan por utilizar el periodo de adaptación, pensando, que es un tiempo en el que el niño, se habitúa, poco a poco, a su nueva rutina en el colegio. En nuesta escuela infantil en Fuenlabrada, solíamos llevarlo a cabo, pero tras 25 años de experiencia, hemos comprobado cómo esta técnica, es contraproducente para los alumnos.

¿Por qué?

Cuanto más alarguemos el periodo de adaptación, más tiempo le costará al niño adaptarse.Periodo de adaptación ¿si o no?

Como es normal, sois muchas las madres a las que se les rompe el corazón al dejar a su hijo llorando por primera vez en la escuela. Los niños están asustados, y llegan a la escuela acostumbrados a estar con los padres u abuelos 24horas al día, por lo menos esos últimos dos meses de verano, además, no conocen a su profesora suficientemente todavía, no conocen el espacio y se asustan al ver que su figura materna, les deja. Si tuviésemos una mirilla, a muchos padres os sorprendería ver cómo al cabo de 10-30 minutos de iros, el niño está contento, jugando con todo el resto de niños y juguetes. Es normal que al principio lloren. Es una técnica del niño para intentar impedir que le dejen en un entorno que todavía desconoce.

Periodo de adaptación en Escuela Infantil FuenlabradaHace varios años, observamos que los alumnos percibían la puerta como un símbolo de llegada de los padres. Cuando esa puerta se abre, los pequeños siempre piensan que deben ser sus padres u abuelos para recogerles. El periodo de adaptación, angustia y alarga el sufrimiento del niño, puesto que la puerta se abre muchas veces, y en casi todas las ocasiones, es porque los padres de otros alumnos, han llegado. Pudimos observar que, cada vez que se abría la puerta, los alumnos miraban si eran los suyos, y toda la clase, excepto el alumno al que venían a recoger, se ponía triste al ver que no era su familia, por lo que sufrían más veces a lo largo del día. 

En nuestra escuela infantil en Fuenlabrada, al no tener periodo de adaptación, la puerta se abre una sola vez con todas las familias de los alumnos y los niños, sufren mucho menos.
niños bloques construcción

El periodo de adaptación, no evita que el niño esté triste los primeros minutos del día. Por el contrario, hace tener angustia a todos los alumnos a los que vienen a recoger más tarde. No teniendo periodo de adaptación, seguimos teniendo esos primeros 10-30 minutos del día y el resto del tiempo, el niño es feliz y está jugando, sin tener esa tristeza cada vez que se abre la puerta. Además, el hecho de no utilizar esta técnica, hace que nuestros alumnos en lugar de tardar tres semanas en estar contentos viniendo al colegio, tarden menos y se acostumbren antes a su nueva rutina.

Utilizar el periodo de adaptación, no evita esos primeros llantos del día y alarga la adaptación de los alumnos al centro. El primer día que el niño tiene que acudir a la escuela 5 horas en lugar de 2 horas, el niño nota el cambio y sufre de nuevo. Nuestros 25 años de experiencia, nos han demostrado cómo es mejor hacer vida normal desde el primer día, que el alumno conozca su entorno y sus rutinas cuanto antes y así no alarguemos su pena.


 

No sólo es una separación niño-padres, sino padres-niño, por lo que es muy importante que transmitáis seguridad y tranquilidad a los pequeños, en lugar de tristeza a la hora de separaros.

Consejos para padres en este periodo:Mom with two kids

  • No transmitir inseguridad, duda o tristeza de dejarles en la escuela.
  • Evitar el chantaje afectivo “No llores que mamá se pone triste” y la mentira “si vengo ahora…”.
  • No alargar el momento de decir adiós. Hay que decirlo con seguridad y alegría. El niño no debe percibir que si protesta atrasará la salida de los padres. No prolongar las despedidas.
  • Evitar frases al recogerle como “Ay pobrecito, que te hemos dejado solito”
  • El desequilibrio del principio de curso debemos llevarlo con normalidad y actitud serena.

Es muy normal que los niños, durante unas semanas muestren conductas de rechazo como alteraciones del sueño, de la alimentación, vómitos…etc. Son alteraciones normales que forman parte de la adaptación de cada niño, pero más pronto de lo que pensáis, estarán encantados de venir a la escuela, jugar con sus amigos de clase y abrazar a su maestra.

Si estás buscando escuela infantil en Fuenlabrada, aquí puedes ver más información sobre la nuestra.