Colegio Sin deberes

Somos un Colegio sin deberes en Madrid. En el Colegio Bilingüe Khalil Gibran, llevamos más de 11 años sin enviar deberes a casa por las tardes hasta 6º de Educación Primaria. Tenemos los mismo exámenes externos que cualquier otro centro de la Comunidad de Madrid y no solo tenemos buenos resultados, sino resultados por encima de la media de la Comunidad. ¿Cuáles son nuestras razones para ser un colegio sin deberes en Madrid?

1) No deja tiempo para jugar 

El juego es un elemento imprescindible en el desarrollo de una persona en edades tempranas. Los niños necesitan estar activos para crecer Razones para no enviar deberesy desarrollar sus capacidades y aptitudes. El juego es importante para el aprendizaje y desarrollo integral de los niños puesto que también aprenden a conocer la vida a través del juego.

Jugar, es el primer instrumento que posee el niño para aprender y para conocerse, el desarrollo de una actividad ayuda al niño a saber como se desempeña él ante nuevas acciones, descubre cómo es su forma de actuar y de interactuar con los demás, si no le dejamos tiempo para jugar, no le dejamos tiempo para desarrollarse como persona.

2)  El impacto sobre el resultado académico de los deberes es mínimo o inexistente en Educación Primaria.

Colegio sin deberesNumerosos estudios, revelan que en países donde no se envían deberes, los resultados académicos son mejores que en países donde sí se envían.

En países como Finlandia, a la cabeza de la educación europea, con el mejor sistema educativo del mundo, no envían más de 15 minutos al día de deberes. ¿Por qué en España se envían más de 3 horas diarias a niños de tan solo 10 años? En Finlandia tienen menos horas lectivas de clase que en España y además no envían deberes, pero les da tiempo a todo. Motivan a los niños para que les guste aprender y les guste ir al colegio. Por el contrario, en España se envían una cantidad extraordinaria de deberes en educación Primaria y estamos a la cola en resultados de los países desarrollados con un alto porcentaje de fracaso escolar. Ser un colegio sin deberes, promueve estos buenos resultados.

3) Pueden llegar a provocar discusiones familiares y rechazo a la escuela.

Muchos niños necesitan ayuda para hacer sus deberes sin errores, lo cual implica que los familiares estén pendientes y se producen conflictos cada tarde entre padres e hijos intentando ayudar al niño. Además, en muchas ocasiones confunde al alumno, ya que el estilo de los padres puede ser diferente al que se imparte en la escuela. También pasa que en determinadas etapas no es posible ayudar dada la dificultad de las materias y eso es motivo de desigualdad para familias cuyos padres tienen niveles básicos de formación.

4) Los niños asisten unas 8 horas diarias al colegio, tiempo suficiente.Razones para no enviar deberes

Este es un motivo primordial por el que somos un colegio sin deberes.

¿Os imaginais trabajar 8 horas al día y al llegar a casa tener que estar otras 3 horas más? No tiene sentido, desmotiva a los alumnos, llegan más cansados al día siguiente al colegio, y cogen manía a la escuela y a los profesores.

Si un profesor dice que en clase no le da tiempo a enseñar todo lo que tiene que enseñar, es que no está utilizando un método eficiente. Queremos alimentar el gusto de los alumnos por ir a la escuela y por aprender.

“Mandando deberes extras después del horario escolar, solo conseguiríamos agotar, estresar a los alumnos, que se vean desbordados y que en lugar de ver el aprendizaje como algo placentero y una aventura de descubrimiento, se convierta en algo terrible y frustrante” – dicen los profesores de Educación Primaria del colegio en Khalil Gibran.

 

En el Colegio Bilingüe Khalil Gibrán en Fuenlabrada, los alumnos hasta 6º de Educación Primaria, no se llevan deberes a casa después del horario escolar. En ocasiones los alumnos deberán dedicar tiempo en casa en situaciones como: Si ha estado enfermo, si va a estarlo, si quiere investigar sobre un proyecto, tiempo para lectura o hacer un diario en vacaciones de verano. Intentamos en Primaria que terminen las tareas en el aula. Excepción es si necesitan apoyo, refuerzo o han faltado siempre con el conocimiento de los padres y siempre que no sea nada nuevo y que sepan hacerlo. En 6º de Educación Primaria, el alumno podrá tener un máximo de 15 minutos de tareas que tengan como objetivo principal  formar hábito de estudio individual, necesario en Secundaria.


Si algún padre quiere reforzar los conocimientos del cole en casa, recordamos que no tiene por qué ser sinónimo de sentarse en una mesa a rellenar un cuadernillo. Por ejemplo, podemos reforzar la lengua elaborando la lista de la compra, y las matemáticas calculando el presupuesto de gastos para un bizcocho; ir a la biblioteca; leer o resolver dudas delante de Internet. Debemos desarrollar competencias, no contenidos.  Memorizar es bueno, pero cosas significativas, que aporten valor, que sean útiles. Hemos de repensar qué queremos pedirles, qué van a necesitar los alumnos el día de mañana. Si queremos evaluar por competencias, eso es lo que tendríamos que potenciarles. No matemos la pasión por el conocimiento, que es natural en los niños. Si solo hacemos cuadernillo acabaremos matando su inquietud por querer aprender.


 

¿Qué pasa a partir de 1º de Secundaria?

Deberes en SecundariaNo se trata de desterrar por completo esta práctica del sistema educativo. Muchos profesionales de la pedagogía, creen que se deben hacer deberes en Secundaria. «Entre una hora y dos, no es un tiempo excesivo. Cuando hacen los deberes fuera del aula, los niños se enfrentan a dificultades que tienen que superar. Desarrollan el esfuerzo personal y la autonomía».

La Secundaria, es una etapa en la que hay que empezar a coger hábitos de estudio de cara al bachillerato y al acceso en la universidad. En nuestro colegio en Fuenlabrada enviamos deberes a partir de 6º de Educación Primaria, para habituarles al cambio de la Secundaria. En 1º de Secundaria tendrán únicamente una hora de deberes, en 2º de Secundaria 1 hora y 15 minutos, en 3º una hora y 30 minutos y en 4º de Secundaria, dos horas. Este cambio lo vamos implementando para que los alumnos se habitúen al estudio individual, a la dedicación, investigación…etc. Tenemos delegados en cada clase, encargados de contabilizar los tiempos de “deberes” de cada asignatura ,si un profesor se pasa de la hora de trabajo post-colegio, este alumno es el encargado de decirle que ya no es posible enviar más minutos de deberes ese día, y por tanto el profesor deberá enviarlos al día siguiente.

 

Nuestros resultados avalan nuestro método, y es que somos uno de los colegios con mejor nota y mayor número de aprobados en selectividad de toda la zona sur de Madrid, así como en los resultados de las CDI, Cambridge y Trinity College. Somos un colegio sin deberes avalado por nuestros excelentes resultados.

 

Si estás interesado en que tu hij@ obtenga buenos resultados sin necesitar de tareas extra por las tardes. Ponte en contacto con nosotros haciendo click aquí.