Dentro de nuestro plan de “Colegio con Comida Saludable“, hemos incorporado productos ecológicos de cercanía en nuestro menú escolar. Productos de temporada y de producción peninsular, como recomienda el Pacto de Milán.

Esta incorporación de alimentos ecológicos en el comedor del colegio se hará en varias fases. La primera ahora mismo, comenzaremos en enero con las legumbres; garbanzos, lentejas y judías blancas serán ya ecológicas en nuestro menú y en febrero todo tipo de pastas; macarrones, espaguetis y fideos también tendrán certificación ecológica.

 

Son muchos los motivos para haber optado por introducir este tipo de alimentos en la dieta de los niños, entre ellos están la salud, el medio ambiente, la calidad de los productos y su sabor. Obesidad, pesticidas, fertilizantes, aditivos y conservantes no naturales, son conceptos que poco a poco, vamos a eliminar de nuestro menú. Apostamos por la agroecología y la educación en valores para una sostenibilidad medioambiental.

La infancia es la etapa en la que se establecen los hábitos alimenticios que después nos acompañarán el resto de nuestra vida determinando en gran medida nuestra salud. Por esto, consideramos imprescindible una educación nutricional desde el colegio.