En nuestro Colegio en Fuenlabrada, apostamos por la internacionalización educativa, pues tiene múltiples beneficios tanto para el desarrollo personal de nuestros alumnos, como para su futuro laboral. Tanto es así, que al final de cada etapa educativa, nuestros alumnos realizan un viaje y un intercambio escolar en el extranjero. Además, a partir del próximo curso, ofreceremos la oportunidad de pasar un verano o un trimestre o año completo dentro del sistema educativo, sin perder clases ni nivel, en países como Irlanda o Canadá.

“Los intercambios o programas en general en el extranjero los recomiendo totalmente. Te transforman de una manera positiva y te hacen crecer intelectual y espiritualmente. Me siento muy agradecida por la oportunidad. Estar en el extranjero es algo que hay que hacer”. Alumna del centro.

 

¿Qué beneficios tiene un intercambio escolar?

Experiencia para la vida y de por vida

El aprendizaje que se obtiene durante el programa no termina al regresar sino que es útil durante toda la vida, así es como lo sostienen nuestros participantes cuando se les pregunta por el atributo más importante que les dejó esta experiencia.

Creación de vínculos Internacionales

Al finalizar el programa el participante tendrá una red de contacto de diferentes procedencias culturales y sociales que podrá aprovechar en el futuro. Lazos de amistad para toda la vida.

Aprendizaje, práctica y perfeccionamiento de la lengua extranjera

La gran mayoría de nuestros participantes demuestra un notorio crecimiento en el aprendizaje de una segunda o tercer lengua extranjera.

Adquisición de nuevas perspectivas

El vivir con una familia anfitriona en el extranjero, asistir a un colegio y hacer amigos de todo el mundo es una de las mejores maneras de obtener una visión global de la situación actual en temas políticos, económicos y sociales. Visión global y preparación para el futuro. El futuro es global.

Más Oportunidades en el mercado laboral

Cada vez son más las empresas que solicitan un basto conocimiento de uno o más idiomas o haber tenido una experiencia internacional a la hora de un reclutamiento laboral, este programa le permitirá cumplir con esos dos requisitos a la vez.

El convivir con una familia anfitriona en otro país y vincularse con personas de diferentes nacionalidades permite que el estudiante desarrolle habilidades comunicativas y de su personalidad como por ejemplo ser más tolerante con las diferencias y estar mejorar preparado para adaptarse a nuevos ambientes donde no conoce a nadie y tiene que vincularse.

Estas situaciones se dan a lo largo de la vida de una persona como es comenzar en un nuevo trabajo, una carrera universitaria, irse a vivir a otra ciudad o hacer nuevos amigos.

Nuevas Habilidades para hacer frente a situaciones desconocidas

Estar expuestos a lo desconocido obliga al participante a poner en práctica y desarrollar competencias para enfrentarse a  distintas realidades. Esto permite que el participante adquiere conciencia de sí mismo/a, controle sus emociones e impulsos o incluso, entre otros, que desarrolle un pensamiento creativo y mayor autoconfianza.

Aquí podéis ver un vídeo de nuestros alumnos de 4º de Secundaria, que este año han realizado un intercambio escolar bilateral, con Hamburgo (Alemania). En este vídeo nos cuentan sus experiencias y conclusiones del viaje: