Os presentamos a Patricia Fernández San Fabián, antigua alumna del colegio, graduada en 2011 como veterinaria. Actualmente trabaja como auditora de calidad en el grupo Zena.

Patricia fb1. ¿Desde qué edad y hasta qué edad estuviste en el Khalil Gibran?

Desde los 6 años…¡hasta los 18!

2. Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria profesional

Terminé veterinaria pensando en dedicarme a la clínica de pequeños animales e hice prácticas en algunas clínicas, pero en aquel momento no encontré trabajo y empecé a buscarme la vida por otro lado…estuve un año trabajando de administrativo, y después decidí hacer un máster de seguridad alimentaria, un campo de la veterinaria menos conocido, pero que me llamaba mucho la atención. Cuando terminé el máster hice prácticas en una consultoría de seguridad alimentaria y enseguida encontré trabajo en otra, que fue donde realmente me inicié en esta profesión. Al año me contrataron en Grupo Zena, y actualmente trabajo en el departamento de calidad, auditando los restaurantes del grupo.

3. ¿Crees que haber estudiado en el Khalil Gibran, ha influido en tu trayectoria?

Ha influido tanto en mi trayectoria como en mi personalidad…fueron 12 años los que pasé allí, (casi media vida como quien dice), y muchos los profesores con los que me crucé en el camino, algunos incluso me acompañaron durante años…cada uno de ellos me aportó algo que contribuyó a mi crecimiento como persona.
4. ¿Qué recuerdos guardas del colegio?

Son tantos que no sabría decir…me acuerdo del día que entré, con 6 años, recuerdo cómo nos colocaban en filas en el patio para dividirnos en clases, mi clase se llamaba Nube, y luego estaba Fuego, nuestros rivales. Lo que más me gustaba eran los cumpleaños, cada uno de nosotros tenía que hacerle un dibujo dedicado al cumpleañero, y a cambio éste nos traía una bolsa de chuches…aún tengo guardados los míos. Recuerdo también las visitas a la granja escuela, las excursiones, los viajes a Londres y a París…los bocadillos de bacon y queso del recreo, el esqueleto del laboratorio llamado Rober Reford, el coro del colegio (al que pertenecía), la mala leche de Tito, los “positivos” y los “negativos”, los dossieres, las chuletas que escribíamos en la pizarra, lo felices que éramos cuando ese día el profe nos llevaba a la sala de audiovisuales a ver una peli, los amigos invisibles, las funciones de fin de curso, las graduaciones, especialmente la última…

 5. Dinos algo que aprendiste en el Khalil Gibran y que te acompaña desde entonces.

Aprendí que el esfuerzo siempre tiene su recompensa, a que con paciencia y constancia todo llega, que la base para tener éxito es saber a dónde quiere uno llegar y no dejar de trabajar poco a poco hasta conseguirlo.
6. ¿De qué profesores te acuerdas más?

Me acuerdo de todos, pero los que más años han pasado conmigo han sido Jose Ramón, Pilar, Mª Luisa, Jose Antonio, Francisco, César, Consuelo, Mari Carmen, Juan Carlos, Juan Manuel, Mª José, Daoiz…

7. ¿Te gustaría que tus hijos se formasen con nosotros?

Tengo claro que mientras sea posible, así va a ser.

Si eres antiguo alumno y te gustaría concedernos una entrevista, por favor, ponte en contacto con nosotros en el 91 608 32 58 o a través del correo electrónico almudena@colegiokhalilgibran.es