El aprendizaje cooperativo o colaborativo, consiste en plantear en el aula el trabajo en grupo, para que cada individuo mejore su aprendizaje y el de los demás. Para propiciar el aprendizaje cooperativo, hace falta fijar un objetivo común, a través del cual el grupo se va a ver recompensado.De esta manera, se crea el sentido de la responsabilidad individual, por lo que todos los alumnos son partícipes de su aprendizaje y del de los demás. El trabajo de cada alumno es imprescindible para la recompensa de todo el grupo. El éxito personal se consigue a través del éxito del grupo.

Numerosos estudios basados en las investigaciones de Johnson y Johnson (1989) comparando el rendimiento académico de alumnos trabajando por el sistema de aprendizaje cooperativo y alumnos trabajando por el sistema individualista, desvelan que el aprendizaje cooperativo aporta:

  1. Mayor aprendizaje y rendimiento individualcooperación
  2. Mejora los resultados de cualquier tipo de tarea, mejora la calidad de las estrategias de razonamiento empleadas, desarrolla la creatividad y el pensamiento crítico, y desarrolla la capacidad de actuar de manera individual después de haber aprendido la tarea de manera cooperativa.
  3. Promueve la aceptación de los demás
  4. Prepara para la vida real
  5. Los alumnos presentan actitudes más positivas hacia la materia, el aprendizaje y la actividad académica.
  6. En las relaciones cooperativas con los compañeros se aprenden otras destrezas, valores y actitudes
  7. La cooperación promueve una mayor autoestima personal y desarrolla una mayor autoaceptación

Caraterísticas del aprendizaje cooperativo:

1) Interdependencia positiva: Los alumnos se aseguran de llevar a cabo su tarea asignada y se aseguran de que las personas del grupo también lo hacen.

2) Interacciones cara a cara de apoyo mutuo: Los alumnos consultan entre ellos, se apoyan, intercambios recursos e información. Se crea un clima de responsabilidad, confianza y respeto.

3) Responsabilidad personal individual: Cada individuo es responsable de su trabajo y debe rendir cuentas al resto del equipo.

4) Destrezas interpersonales y habilidades sociales: Se trata de conseguir que el alumnado conozca y confíe en las otras personas, que se comunique de manera correcta y sin ambigüedades, que acepte el apoyo que se le ofrece y que, a su vez, ayude a los demás y resuelva los conflictos de forma constructiva. Estas destrezas que son imprescindibles para lograr el éxito en el trabajo cooperativo, se enseñan, se premian, se corrigen y se aprenden.

5) Autoevaluación frecuente del funcionamiento del grupo: Es importante hacer reflexionar a los alumnos sobre el desarrollo del proyecto para mejorar en futuras ocasiones.

 

Aprendizaje cooperativoLa Neuroiencia nos enseña que los seres humanos aprendemos mucho interactuando los unos con los otros y esa es la clave del aprendizaje Cooperativo: acompasar la realidad de las aulas con la forma de aprender del cerebro y aumentar así el rendimiento académico.

Algunos de nuestros profesores en el Colegio en Fuenlabrada Khalil Gibran, utilizan esta metodología en sus asignaturas. Aquí podéis ver a los alumnos de 1º de Secundaria, trabajando en inglés, en un proyecto sobre el reciclaje: “We should recycle even more!”.

Próximamente en nuestra sección “Diario del Khalil Gibran”.